55,200 M2 de
SUPERFICIE TOTAL

19,875 M2 SUPERFICIE
HABILITADA P/EVENTOS

15,535 PERSONAS
DE CAPACIDAD

8 ESPACIOS
TECHADOS

+de 12,620 M2 DE
ÁREAS VERDES

9,560 EVENTOS
Y CONTANDO

HISTORIA

Fondo Interactivo
 

Tres tiempos, tres versiones y un continuado rediseño, adecuación, restauración y modernización de los 20 edificios de uno de los más importantes conjuntos arquitectónicos del Norte México.

El proyecto del Hospital Civil (1899-1910)

El Centro Cultural y de Convenciones del Estado de Durango fue planeado originalmente como una de las grandes obras del gobierno de Porfirio Díaz, el 5 de mayo de 1899 inició la construcción de lo que sería un hospital civil para la ciudad.

El proyecto técnico contemplaba un conjunto de edificios de estilo arquitectónico neoclásico afrancesado. Fue diseñado por el doctor Mariano Herrera y el ingeniero Luis Álvarez Zubiría, este último a cargo de las obras de construcción. Esto como parte de las obras realizadas dentro de los festejos para celebrar los cien años de la Independencia de México. Junto con este edificio se construyen dos más: El teatro Ricardo Castro y la Penitenciaria del estado donde hoy se encuentra el Hotel Gobernador.

En febrero de 1904 se interrumpió la construcción del hospital, faltando sólo los enjarres, pavimentos y puertas; esto debido a que el gobierno decidió dar preferencia a la obra de la nueva penitenciaría.

Cuartel del Ejército Mexicano (1911-1937)

El estallido de la Revolución Mexicana cambio el destino del inmueble proyectado como hospital. El edificio inconcluso fue ocupado en 1911 por las tropas revolucionarias, que le dieron uso de cuartel general durante los siguientes 25 años. Los militares prosiguieron con algunas obras de acabados, principalmente trabajos de carpintería e instalación de servicios generales. Un sello inconfundible del periodo en que el edificio fue utilizado por la Secretaría de la Defensa Nacional es su acceso principal y el frontispicio, construidos con fortificaciones a la usanza de los cuarteles militares.

“Hijos del Ejército No. 8 Juana Villalobos” (1937-1996)

Siendo presidente de la República, El Gral. Lázaro Cárdenas dispuso que las instalaciones se emplearan para la creación de uno de los “Institutos del Ejército”, que eran escuelas de educación básica para los hijos de militares, así como los niños que habían quedado huérfanos a causa de las luchas revolucionarias. Así en 1937, con el nombre de Internado de Enseñanza Primaria “Hijos del Ejército No. 8 nace el internado.

Inicialmente de la SEDENA, y en corresponsabilidad con la SEP, la naciente institución sólo atendía a hijos de los militares y de las fuerzas auxiliares denominadas “Defensas Rurales” y también se le denominó Escuela Hijos del Ejército, Obreros y Campesinos.

En 1944 la Escuela Industrial “Hijos del Ejército” se transforma en el “Internado Centro Regional de Educación Fundamental”, dependiente a partir de ese año únicamente del Departamento de Enseñanza Técnica Industrial y Comercial de la SEP; que es el antecedente del Internado de Enseñanza Primaria Núm. 8, al que se le dio el nombre de la ameritada maestra duranguense Juana Villalobos.

El plantel fue creado siguiendo el modelo de las escuelas de enseñanza técnica de carácter popular, por lo que se amplió la atención a los niños de las comunidades rurales e hijos de obreros.

Durante los 58 años que funcionó como escuela, el hoy edificio del CCCED fue hogar de muchos niños duranguenses, que por ser hijos de militares o de los campesinos que formaban las Defensas Rurales, tuvieron la oportunidad de cursar los seis años de la primaria. Fue parte de una red nacional, perteneciente a la SEP, que interactuaba y mantenía comunicación con las Zonas Militares.

En el año 1993, en el marco del Acuerdo Nacional de Modernización de la Educación Básica y Normal y del proceso de federalización de la educación, la SEP transfirió al Gobierno del Estado la propiedad de 3 mil inmuebles escolares, entre ellos las instalaciones del Internado Hijos del Ejército “Juana Villalobos”. Más tarde, en 1996, la escuela internado fue reubicada a un edificio construido exprofeso al sur de la ciudad. A partir de ese año se instalaron en el inmueble las oficinas de la Dirección de Asuntos Culturales de la SECyD y las del Centro Regional del INAH Durango que estuvieron pendientes de los trabajos de restauración de los edificios.

Conjunto Cultural Durango (1997-2008)

El 2 de febrero de 1998, las instalaciones fueron ocupadas por el Conjunto Cultural Durango, creado por el entonces gobernador Maximiliano Silerio Esparza. El edificio fue tan simbólico para la institución, que incluso formó parte de su logotipo hasta el año 2007 cuando fue reubicada. En la versión inicial, el Conjunto Cultural Durango, en una acción concertada con el INAH y CONACULTA, se incluyeron los siguientes diferentes espacios:

  1. El Museo del Cine
  2. El Museo de la Revolución en Durango “Gral. Domingo Arrieta”
  3. Las salas de Exposiciones Permanentes
  4. Galerías “Fermín Revueltas” y “Roberto Garibay”
  5. Salas “Lupita Valenzuela” y de “Usos Múltiples”, de “Exposiciones Temporales del Museo del Cine”
  6. La Fototeca INAH
  7. El “Teatro de Cámara Nelly Campobello”;
  1. El Museo del Cine
  2. El Museo de la Revolución en Durango “Gral. Domingo Arrieta”
  3. Las salas de Exposiciones Permanentes
  4. Galerías “Fermín Revueltas” y “Roberto Garibay”
  5. Salas “Lupita Valenzuela” y de “Usos Múltiples”, de “Exposiciones Temporales del Museo del Cine”
  6. La Fototeca INAH
  7. El “Teatro de Cámara Nelly Campobello”;

En el proyecto original también se consideraba la rehabilitación de edificios para una sala de Conciertos y un Teatro de Danza y los espacios para los grupos artísticos.

Para dar continuidad a la política cultural del Estado, hasta entonces a cargo de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte (SECyD), en 1999 la Dirección de Asuntos Culturales se transforma en el organismo descentralizado que hasta la fecha lleva el nombre de Instituto de Cultura del Estado de Durango, el cual tuvo como sede el edificio del Conjunto Cultural Durango hasta el año de 2008.

Durante el sexenio del gobernador Ángel Sergio Guerrero Mier, el uso del antiguo edificio siguió siendo para la creación y difusión cultural y fueron recuperados dos espacios interiores más: la sala de Exposiciones y la Fonoteca.

Centro Cultural y de Convenciones Bicentenario (2010 a la fecha)

A partir de 2008, con una importante inversión del Gobierno Federal el gobierno de Ismael Hernández Deras emprende una nueva remodelación del antiguo Internado Hijos del Ejército “Juana Villalobos”, a fin de darle una vocación distinta. Con el acompañamiento del INAH, el proyecto constructivo conservó el diseño arquitectónico de finales del siglo XIX.

En el sexenio de Jorge Herrera Caldera, el espacio arquitectónico se consolida como un moderno y multifuncional conjunto de edificios que ha sido escenario de grandes eventos nacionales e internacionales.

El Centro Cultural y de Convenciones Bicentenario, inaugurado en el 2010 en el marco de las conmemoraciones por los 200 años de la Independencia de México, es hoy una obra de infraestructura urbana e institucional de las más grandes en el norte del país.

NUESTROS ESPACIOS

Aula Magna

Antes el patio del internado, hoy el aula principal del centro cultural y de convenciones, el Aula Magna cuenta con más de 2,100 m2 completamente alfombrados en colores cálidos y relajantes, abundante luz natural que atraviesa sus paredes de cristal, equipo multimedios, pantallas gigantes para proyección, dos camerinos, cocina totalmente equipada y una experiencia inolvidable. El Aula Magna ofrece un espacio con capacidad para eventos de hasta 3500 personas.

Paredes aislantes permiten dividir el área en 3 secciones(A, B y C), ofreciendo así, gran variedad de opciones logísticas a los organizadores. Dando la oportunidad de realizar congresos o convenciones desde 800 personas por sección. El domo retráctil, permite mostrar una sección de cielo abierto; ya sea una noche estrellada durante un concierto o el cielo azul durante un desayuno, esta característica única realzará la experiencia de los asistentes.

Salas Dolores del Rio, Andrea Palma y Olga Ariastt

Luz natural, arquitectura vibrante y tamaño versátil, hacen de estas salas, una opción extraordinaria para toda clase de evento. Originalmente diseñadas para ser salas de recuperación y en su momento dormitorios, las salas Dolores de Rio, Andrea Palma y Olga Arias se encuentran equipada con sonido, proyector y cuentan con una capacidad para 250 personas en tipo auditorio. Restaurado al detalle y rodeado por jardines que permiten crear ambientes relajados para brindar sensaciones de comodidad y confort. Su techo de altura doble y fuertes paredes, generan una acústica que favorece una distintiva claridad de sonido.

Nombradas en honor a mujeres ilustres de nuestro estado tales como: Dolores del Rio actriz cinematográfica, quien fue considerada una de las mujeres más bellas del cine, orgullosamente nacida en la ciudad de Durango; figura mítica del espectáculo en Latinoamérica y representación, por excelencia, del rostro femenino de México en el mundo. Andrea Palma, fue una actriz mexicana, considerada la primera diva de México y del cine de Latinoamérica.

Olga Arias: Ensayista, narradora y poeta. Reconocida en todo Latinoamérica por sus innumerables aportaciones poéticas a través del tiempo. Fue galardonada por el Círculo literario Argentino, la Antorcha de Chile, el Grupo de Escritores de Venezuela, entre otros.

Sala Ejecutiva

La sala ejecutiva se encuentra totalmente amueblada, equipada con aire acondicionado, proyector y audio. Tiene una sala de juntas con capacidad para 40 personas, además de un área de negociaciones. Es un espacio creado con la finalidad de que aquellas personas que toman decisiones, lo hagan en un entorno cómodo y agradable en un área amplia y privada que garantiza el trabajo ininterrumpido.

Sala Rosaura Revueltas

Pisos en mármol, acabados de cantera rustica e iluminación LED, crean una atmosfera brillante y relajante. La estructura que cubre la sala cuenta con un diseño original, su domo se abre en forma de alas de mariposa. Con una capacidad de hasta 600 personas, la Sala Rosaura Revueltas es una de las más bellas que se encuentra en el interior del CCCED.

El hermoso mural “La historia de la industria y el comercio en México” que decora su interior, fue elaborado por el maestro michoacano Alfredo Zalce en 1964. Originalmente se encontraba en la antigua secretaria de comercio y fomento industrial (SECOFI) en la avenida Cuauhtémoc de la ciudad de México.

En 1985 debido al terremoto el edificio que lo albergaba colapsó. Un año después El equipo de rescate encabezado por Eliseo Mijangos empezó a desprender por partes la obra de 36.85 metros de largo por 2.77 metros de ancho, se dividió en 10 secciones para poder trasladarla.

Murales Sobre Cantera

Concebidos como paneles individuales, pero integrados en manera cronológica, nueve murales plasman momentos de la historia de Durango. Por las noches, un espectáculo de luz y sonido es proyectado en su superficie para el deleite de los asistentes. El espectáculo ha sido traducido al idioma inglés para asegurar que su mensaje sea captado por los visitantes extranjeros.

Áreas verdes

(Jardín Principal, Jardín 450 y Jardín 5 de Mayo)

Aproximadamente 12,360 m2 de hermosos jardines, han sido habilitados para recibir un amplio rango de celebraciones; la distribución estratégica de las áreas verdes, permite albergar eventos simultáneos sin ninguna contrariedad.